El peligro de la fuga de médicos

Existe en el Perú una dramática brecha de médicos especialistas, y una de las tantas causas es que progresivamente cada año los médicos se van del país en busca de mejores condiciones laborales, económicas, profesionales y sociales.

Hace varios meses, el Congreso de la República aprobó por mayoría un proyecto de Ley del Residentado Médico (médicos especialistas) que contiene avances como el intentar normar justamente este tema, abandonado durante años; homologar la remuneración que perciben los médicos del sector público y privado, asumir la rectoría, entre otros temas. Pero instala de manera voluntaria el “Serums de médicos especialistas”, es decir, que luego de tres años en que el médico termina su especialidad tiene que ir de nuevo a un centro de salud sin infraestructura, sin equipamiento, sin tecnología y sin presupuesto, a realizar este voluntariado Serums de especialista.

La solución no va por ese camino, se necesita urgentemente duplicar el número de plazas del Residentado Médico, asimilar de manera estable y mediante una carrera médica a los especialistas recién egresados, mejorar las remuneraciones, tener una educación continua en su desarrollo profesional, además reforzar el primer nivel de atención, ya que se necesita una revolución de la atención primaria en el marco de la refundación del sistema nacional de salud, de lo contrario, podríamos estar ante una alarmante fuga de médicos hacia otros países.

Aumentar las plazas de especialistas, asegurar los adecuados campos clínicos y el reforzar el I y II nivel de atención, junto con la mejora de su equipamiento, la ejecución de una eficiente política de mantenimiento de equipos y asimilar la tecnología en dichos establecimientos, deberían ser las llaves para solucionar la crisis de nuestros médicos especialistas en el país.

Deja un comentario