Colegio Médico en pie de guerra contra el intrusismo profesional

IMPRIMIR

Una guerra abierta y sin cuartel contra el intrusismo profesional viene desarrollando el Colegio Médico del Perú (CMP), para combatir el ejercicio ilegal de la medicina y en resguardo de la salud y vida de la población, en una batalla que se desarrolla en diversos frentes, tanto policiales, legales y de la Fiscalía, entre otros.

Los operativos se iniciaron con apoyo de las autoridades policiales y judiciales, con una serie de intervenciones a malos profesionales que ejercían ilegalmente la medicina, donde se detectó que las especialidades más afectadas son dermatología, ginecología y obstetricia, informó el decano nacional del CMP, Dr. Miguel Palacios Celi.

Esta contienda se inició con la creación del Comité Nacional de Lucha contra el Intrusismo, que a su vez  creó sub comités por especialidades, debido a la necesidad de visibilizar un problema que subsistía en silencio y que nadie se atrevía a denunciar.

La artillería se movilizó hacia el tema legislativo, llevando el problema del intrusismo al Congreso de la República, con denuncias ante la Comisión de Salud,  los congresistas médicos e incluso en un Foro Contra el Intrusismo, realizado en colaboración con la parlamentaria Jenny Vilcatoma.

En las trincheras del Ministerio de Salud se logró un pronunciamiento claro, respecto a que los obstetras no son competentes para hacer ecografías, ni ginecológicas ni obstétricas, menos aún de abdomen o de otra índole.

Sin embargo, la batalla no ha culminado y por ello el CMP invoca al Estado para  que luche contra este problema, y también se dirige a las universidades del país para que no promuevan ni sean cómplices del intrusismo médico.

En lo inmediato, el CMP solicita a la Superintendencia Nacional de Educación Universitaria (Sunedu) y a la Asociación Peruana de Facultades de Medicina (Aspefam) ampliar la moratoria de creación de nuevas universidades hasta que culmine la acreditación de las existentes.  Además, pide lo mismo para la creación de especializaciones de post grado para las profesiones de las ciencias de la salud, de nuevas facultades de medicina y de todas las relacionadas, hasta que se definan y limiten las competencias profesionales de cada una de ellas.

El pedido se extiende al Congreso y Comisión de Salud, para que no se debatan ni aprueben normas o leyes que definan competencias profesionales en salud. No es el espacio para este tema porque éstas deben ser definidas por las universidades, señala.

“Ya no basta la lucha solitaria de los médicos, es necesario que el Estado le declare la guerra al intrusismo en defensa del derecho  de las personas de ser atendidas por profesionales autorizados  para hacerlo,  de lo contrario nuestra sociedad será una jungla, en donde cualquier profesión ajena a la medicina podrá ejercer este sagrado oficio, amparados en resoluciones, normas o leyes, sin tener el título de médico”, señaló el Dr. Palacios Celi.

Deja un comentario