Colegio Médico del Perú demanda una política preventiva en los sistemas de drenaje de aguas servidas

Las aguas servidas y sus mortales gases se “pasean” por calles, avenidas, parques y jardines de nuestras ciudades, exponiendo a sus habitantes a gravísimos y potenciales problemas de salud pública. Pueden producir desde diarreas comunes hasta enfermedades más severas, pasando por la hepatitis, el cólera, la tifoidea, diversas enfermedades gastrointestinales, de la piel, infecciosas, entre otras, alertó el Colegio Médico del Perú (CMP).

“La rotura de colectores de aguas servidas, atoros y aniegos debido a los huaicos y falta de mantenimiento de las redes de alcantarillado, están originando estos focos que constituyen además un peligro de infección (mediante el contacto directo con la materia fecal), y contaminación del agua y la comida, todo lo cual origina un deterioro crónico de la salud con gran afectación de la calidad de vida”, advirtió el Decano Nacional del CMP, Dr. Miguel Palacios Celi.

Las bacterias que comúnmente se encuentran presentes en las aguas servidas son conocidas como coliformes fecales, que son organismos asociados con el intestino de animales de sangre caliente, capaces de causar enfermedades desde simples hasta mortales.

“El Colegio Médico del Perú demanda ante las autoridades pertinentes una política preventiva en el sistema de drenaje de aguas servidas de las ciudades que incluya un adecuado mantenimiento de estos tubos colectores y de las estaciones de bombeo de las aguas servidas”, dijo el directivo médico.

En tanto, estos problemas de insalubridad se pueden combatir manteniendo una estricta higiene, incentivado el constante lavado de manos y la utilización de agua segura, entre otras medidas.

Deja un comentario